lunes, 12 de octubre de 2009

La Serrelada Litoral, Barcelonès

Un día de descanso nos permite acercarnos al Otoño con mayor plenitud, caminamos por medio del bosque; el silencio se rompe por hojas que al rozar el suelo se quejan algo distraídamente, pasando a formar parte de una alfombra, mullida y confortable, bajo nuestros pies; sentimos el cobijo de la Madre Naturaleza.
Disfrutemos, pues.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario